Nuria Velázquez es una artista con gran creatividad,  que se identifica con el arte bruto y el expresionismo, en sus primeros trabajos busca la sensualidad acercándose a la ilustración, después vendrá una época donde se enfrenta al lienzo de una manera más impulsiva dejándose llevar y descubriendo el motivo del cuadro después de varios intentos sin boceto previo, lo importante es el proceso y la magia de lo inesperado.
Su evolución la lleva a meditar sobre el tema y el concepto que quiere transmitir, en su última exposición GRITOS profundiza en el desahogo y la conexión entre el alma y el universo, creando una colección de obra plástica y visual muy conectada.